Salamandra cocina

Salamandra cocina

Salamandras, grills de cocina y tostadores:

 Las salamandras son ideales para bares, cafeterías y restaurantes. Esta maquinaria profesional de cocina se encarga de gratinar y tostar. El tostado del pan acaba teniendo un mejor resultado gracias al fácil control de este. La Salamandra evita que los platos se enfríen una vez elaborados y además nos permite dar los toques finales a nuestras elaboraciones como gratinar, tostar, dorar o directamente darles un último golpe de calor antes de servirlos a los comensales. Algunos modelos más completos permiten incluso la opción de asar y dorar.. Leer la guía de compra y usos de las salamandras de cocina para hostelería >


 

TODAS NUESTRAS SALAMANDRAS PROFESIONALES 

 Las 15 mejores salamandras de cocina

Leer todo

 

- ¿QUIERES SABER MÁS? -
- LEE NUESTRA GUÍA: SALAMANDRAS DE COCINA -  

 arcones congeladores profesionales

 


Salamandras de cocina para gratinar, tostar, dorar y calentar


Las salamandras son ideales para bares, cafeterías y restaurantes. Esta maquinaria profesional de cocina se encarga de gratinar y tostar. El tostado del pan acaba teniendo un mejor resultado gracias al fácil control de este. La Salamandra evita que los platos se enfríen una vez elaborados  y además nos permite dar los toques finales a nuestras elaboraciones como gratinar, tostar, dorar o directamente darles un último golpe de calor antes de servirlos a los comensales. Algunos modelos más completos permiten incluso la opción de asar y dorar.

Tostando pan salamandraEste tipo de maquinaria está formada por una parrilla con una fuente de calor. Se parece a la clásica tostadora pero aportando muchas más funciones distintas. Estas otras funciones las consigue gracias a su gran potencia calorífica. Existen varios tipos de Salamandras de cocina son diferentes funciones. Las características variables entre modelos son:

  • Fijas o regulables
Las salamandras de tipo regulable se adaptan un poco más a tus necesidades, ofreciéndote la facilidad de realizar un mejor ajuste entre el calor y la comida que estés calentando o cocinando. Eso se consigue gracias al techo de la salamandra que está diseñado para poder regular su altura a tu comodidad y necesidad. 

  • La potencia y temperatura
La potencia básica de las salamandras suele variar entre los 2 y los 4 kW. No obstante, hay modelos mucho más profesionales y completos que pueden alcanzar hasta los 7-8 kW. Por otro lado, las temperaturas pueden alcanzar los 300ºC, casi como la potencia calorífica que puede ofrecer un horno.

  • De gas o eléctricas
El tipo de salamandra más habitual son las eléctricas. No obstante, también hay la opción de adquirirlas a gas. Una de las grandes diferencias es que por ejemplo, las salamandras que son a gas no pueden tener un techo variable en altura, a comparación de las eléctricas. Sin embargo, las salamandras de gas se adaptan haciendo la base regulable en vez del techo o simplemente colocando la rejilla a una altura más superior. Por otro lado, las que son de gas deben presentar una serie de medidas si funcionan con algún tipo de gas licuado del petroleo. 

  • Tipo de apertura, puerta y ubicación
Por último, las salamandras varían en función de si son de sobre mesa o si estarán ancladas a la pared para ganar espacio en la cocina. Para poder anclarlas a la pared simplemente necesitas el soporte que el propio fabricante deberá proporcionar y que deberás adquirir si se da el caso.

Cuando las salamandras son abiertas es cuando son eléctricas y con el techo regulable en altura. En este caso, quedan los dos laterales abiertos y la única parte cubierta es la del propio techo. Cuando son cerradas normalmente solo dejan un hueco en un lateral para poder introducir la comida que se desee cocinar. Por último están las laterales, que tienen los tres laterales abiertos. Son similares a las abiertas, solo que en este caso  sin tener el techo fijo. 


Leer todo