Estás en la página Pajitas y cañitas biodegradables
 977 595 808  Centro de soporte

Pajitas y cañitas biodegradables

Pajitas biodegradables En nuestra sección de pajitas y cañitas biodegradables podrás encontrar todo tipo de pajitas de papel, de bambú, pajitas para batidos... En esta sección te ofrecemos diferentes modelos, medidas y colores de pajitas, para que tengas en dónde elegir. Queremos que seas consciente del grave problema de las pajitas de plástico y cómo las pajitas biodegradables podrían ser la solución. Para más información puedes leer nuestra guía de pajitas biodegradables o puedes ponerte en contacto y nuestros expertos te asesoraran encantados.


NUESTRA SELECCIÓN DE PAJITAS Y CAÑITAS BIODEGRADABLES 

Pajitas y cañitas biodegradables
13 item(s)

25 Cañitas de papel biodegradable gama Pure Ø 6 mm · 20 cm colores surtidos Dots

Recíbelo en 2-7 días
85227
2 ,95 € 2 ,51 € con iva
-15%

100 Cañitas de papel biodegradable gama Pure Ø 6 mm · 20 cm colores surtidos Stripes...

Recíbelo en 2-7 días
87011
6 ,00 € 5 ,10 € con iva
-15%

500 Pajitas de cocktail, papel biodegradable gama Pure Ø 7 mm · 15 cm negro

Recíbelo en 2-7 días
87510
14 ,62 € 12 ,42 € con iva
-15%

100 Pajitas para batidos, papel biodegradable gama Pure Ø 8 mm · 21 cm negro

Recíbelo en 2-7 días
87511
7 ,42 € 6 ,30 € con iva
-15%

100 Pajitas para batidos, papel biodegradable gama Pure Ø 8 mm · 21 cm colores surtidos...

Recíbelo en 2-7 días
87512
7 ,71 € 6 ,55 € con iva
-15%

100 Cañitas de papel biodegradable gama Pure Ø 6 mm · 20 cm blanco

Recíbelo en 2-7 días
87513
6 ,07 € 5 ,16 € con iva
-15%

100 Cañitas de papel biodegradable gama Pure Ø 6 mm · 20 cm colores surtidos Stripes...

Recíbelo en 2-7 días
87514
6 ,44 € 5 ,47 € con iva
-15%

100 Cañitas de papel biodegradable gama Pure Ø 6 mm · 20 cm Stars

Recíbelo en 2-7 días
87515
6 ,07 € 5 ,16 € con iva
-15%

100 Cañitas de papel biodegradable gama Pure Ø 6 mm · 20 cm Heart

Recíbelo en 2-7 días
87516
6 ,07 € 5 ,16 € con iva
-15%

100 Cañitas de papel biodegradable gama Pure Ø 6 mm · 20 cm colores surtidos Zig-Zag

Recíbelo en 2-7 días
87517
6 ,00 € 5 ,10 € con iva
-15%

100 Cañitas de papel biodegradable gama Pure Ø 6 mm · 20 cm negro/blanco Zig-Zag

Recíbelo en 2-7 días
87518
6 ,00 € 5 ,10 € con iva
-15%

12 Pajitas de bambú biodegradable gama Pure Ø 1 cm · 23 cm incluye cepillo de limpieza

Recíbelo en 2-7 días
87526
7 ,45 € 6 ,34 € con iva
-15%

25 Cañitas de papel biodegradable gama Pure Ø 6 mm · 20 cm colores surtidos Stripes

Recíbelo en 2-7 días
87674
2 ,95 € 2 ,51 € con iva
-15%

Filtrar por

Precio

Marca

Ver más Ver menos

Plazo de entrega

Alto

mm mm

Ancho

mm mm

Profundo

0, Kg 0, Kg

Material principal

Filter

Formas de pago seguras

sellos de confianza

¿Te ayudamos? Expertos a tu disposición

compra por telefono Teléfono   977 595 808 
presupuesto Pídenos Presupuesto

Evaluación de la tienda

EXCELENTE

Con la confianza de
+12.000 clientes

- ¿QUIERES SABER MÁS? -
- LEE NUESTRA GUÍA: PAJITAS BIODEGRADABLES -  

 sierras de huesos

 

Pajitas biodegradables

Hay muchas maneras de referirse a las pajitas dependiendo del lugar en el que estemos. En España las conocemos con el nombre inequívoco de pajitas, pero también reciben el nombre de cañitas, sorbetes, popotes, pitillos, bombillas y un largo etcétera.

Este objeto tan integrado en nuestra sociedad podría formar parte de los más grandes problemas medioambientales del momento, de la muerte de animales marinos, del incremento del calor de la tierra, del deterioro progresivo de nuestra salud, etc. El principal problema es que la mayoría de las pajitas se han diseñado en plástico, un material no biodegradable que puede persistir durante cientos de años.

Las pajitas biodegradables son una de las mejores alternativas que podemos encontrar a este problema. En esta sección te ofrecemos diferentes modelos de pajitas, para que tengas en dónde elegir.

Queremos que seas consciente del grave problema de las pajitas de plástico y como las pajitas biodegradables podría ser la solución. Sigue leyendo para conocerlo todo al respecto.

 

El problema de las pajitas biodegradables

Se calcula que la clásica pajita biodegradable podría llegar a tardar unos 500 años en descomponerse por completo. Esto hace que se acumulen toneladas de pajitas, que se saturen los vertederos y que una gran parte de las mismas termine en el fondo del mar.

Allí alterarán los ecosistemas, causando daños muy graves. Se calcula que alrededor de 4-6 de cada 10 tortugas consumen algún tipo de plástico. Incluso hasta los peces pequeños con capaces de conseguir los micro plásticos (que son plásticos con un tamaño inferior a los 5 mm).

El plástico es el responsable de más de 100.000 mamíferos de las profundidades marinas… pero lo peor de todo es que sus víctimas no quedan aquí, sino que también afecta a más de un millón de aves.

Este problema es todavía peor en España. Nuestro país está considerado como uno de los países de la UE en los que más se consumen, con un total de 13 millones de pajitas (mientras que la media europea está en 36.500 millones de pajitas). Haciendo los cálculos pertinentes, tenemos la escalofriante cifra de que cada persona consume un total de 110 pajitas. Como son de usar y tirar, tan solo se emplean una sola vez y luego se acumulan hasta que pasan 500 años, que será cuando se degraden. Tan solo se utilizan unos 20 minutos de media, lo que nos parece un tiempo muy reducido para tanto tiempo de degradación.

Otro de los problemas de nuestro país es la escasa cantidad de personas que reciclan. En concreto, tan solo un 37% de los españoles reciclamos los plásticos.

Si nos ponemos a pensar seriamente en la cuestión, nos daremos cuenta de que las pajitas no son siempre necesarias. En lugar de utilizar las pajitas de plástico de toda la vida, podemos recurrir a la ya citada alternativa de las pajitas biodegradables, ya que su impacto en el medio es mínimo, además de tener unas ventajas muy interesantes.

Algunas organizaciones, Greenpeace en especial, ya ha lanzado algunas iniciativas con el objetivo de concienciar a la población sobre el grave impacto que tienen sobre el medio. Además, también nos han dado algunos consejos que pueden ayudarnos a reducir dicho impacto:

 

Evitar las pajitas de plástico: En su lugar, podemos recurrir a pajitas biodegradables. Podemos encontrar algunas que se diseñan en bambú, celulosa, incluso otras que son comestibles. Además, siempre y cuando sea posible, deberíamos evitar los artículos de usar y tirar.

Usar envases reutilizables: También recomiendan a los negocios de hostelería y restauración fomentar el uso de envases reutilizables (si su modelo de negocio se puede adaptar a los mismos).

Constitución de un nuevo sistema: Greenpeace también ha querido pedir la implantación de un sistema de devolución y retorno SDDR de envases y bebidas.

 

¿Por qué ha llegado ya el momento de dejar de usar pajitas de plástico?

Las pajitas de plástico se convirtieron en un artículo de moda a lo largo de los años 60. Lo cierto es que no fue el primer material que se usó para darles forma, si no que las pajitas de cartón eran mucho más antiguas.

El plástico es mucho más fácil de fabricar, más barato y más duradero, por lo que las empresas no tardaron mucho en llegar a la conclusión de que sería más económico hacer el reemplazo, sin imaginarse el caos medioambiental que estaban a punto de desatar.

Si buscamos un poco sobre el tipo de basura que más habitualmente se encuentran en las playas no nos sorprenderemos mucho al descubrir que las pajitas están entre los 7 objetos más destacados, junto con otros objetos que también son de plástico.

Estas son algunas de las razones que te convencerán de dejar de comprar pajitas de plástico y de pasarte de una vez por todas a las pajitas biodegradables:

Responsable de la muerte de animales: Calcula que 1.500.000 animales marinos mueren cada año debido al plástico que se encuentra en los océanos. Teniendo en cuenta la gran cantidad de pajitas que se mueven, es uno de los objetos más comunes de plástico que encontramos en los mares. Algunas de estas pajitas acaban incrustadas en el interior de los animales, pudiendo llegar a causar daños irreversibles en la garganta o en las fosas nasales, incluso hasta podrían llegar a matar al animal obstruyendo la respiración.

Responsable de la contaminación de los mares: Los vertederos están llenos de plástico, pero lo cierto es que los mares no se quedan muy atrás. Cerca de 8.000.000 toneladas de plástico está ahora mismo en los mares.

Responsable de la contaminación de las playas: En torno a más de 1000 millones de pajitas de plástico se encuentran ahora mismo en las playas, contaminándolas.

Estimaciones del futuro: Los expertos han determinado que, de cara a 2050, tendremos más plástico en el mar que peces en él.

Las usamos muy poco tiempo: La media de uso de una pajita es de tan solo 20 segundos (algunas veces pueden durarnos 1 minuto, pero nunca más tiempo). Si hay suerte, luego la pajita termina en una papelera. Piensa en todo el proceso que está detrás de la creación de cada pajita (debe extraerse la materia prima, tendrá que procesarse, ser transportada…) y todo eso para no usarlas más que unos segundos. No merecen la pena.

¿Hace falta beber con pajita? Realmente no hace falta beber con pajita, a no ser que estemos hablando de personas que tengan movilidad reducida, o algún tipo de problema. Sin embargo, con las pajitas biodegradables no tenemos el mismo impacto en el medio. Tienen muchos sellos de sostenibilidad que nos aseguran que estamos ante un elemento que nos está ayudando en nuestra batalla para garantizar la integridad del Planeta Tierra.

Una buena alternativa para bares y restaurantes: Aquellos establecimientos que busquen reducir su huella ambiental, y conseguir una opción que sea económica para sus clientes, pueden optar por las pajitas biodegradables. Se darán cuenta de que la inversión que han hecho en ellas se empezará a amortizar desde el primer momento. Tendrán que llevar un mantenimiento continuado y asegurarse de que las pajitas terminan en buenas condiciones antes de que puedan volverse a utilizar.

Estas son tan solo algunas de las razones principales que te convencerán de que ya es el momento de dejar de utilizar pajitas de plástico. Las pajitas degradables, tal y como vas a ver a lo largo de las siguientes líneas, pueden cambiar nuestro mundo.

 

La gran alternativa: las pajitas biodegradables

Ahora que ya conocemos la gran cantidad de pajitas de plástico que se consumen al día, es hora de cambiar las cosas. Poco a poco, las marcas se están dando cuenta del problema y las están eliminando de su catálogo de productos. Además, la Unión Europea también ha empezado a controlar la situación.

En esta sección tenemos disponibles un gran surtido de pajitas biodegradables, pensadas tanto para niños, como para adultos. Hay diferentes modelos para que el comprador tenga más versatilidad a la hora de adquirirlas.

Para facilitar la compra, vamos a especificar los tipos de pajitas reutilizables más habituales

 

Tipos de pajitas biodegradables

- Pajitas de bambú

Las pajitas de bambú son la alternativa biodegradable más característica. Su estructura es muy curiosa, ya que está formada por cañitas de bambú pequeñas con pequeñas hendiduras en el interior. Esto hace que cada cañita sea especial y diferente al mismo tiempo, siendo muy divertidas para los más pequeños de la casa.

El bambú procede de la agricultura ecológica, por lo que no tiene ningún impacto en el medio ambiente.

En relación al tamaño, tenemos diferentes opciones: las hay más grandes o más pequeñas, y las elegiremos en función de si están destinadas para su uso por parte de niños o de adultos, además de para cubrir diferentes necesidades.

El material natural del bambú es completamente respetuoso con el niño que va a usar la pajita. Al ser un material de procedencia natural, con una textura y aspecto muy similar al de la madera, no provocará ningún daño en las manos ni en la boca de los más pequeños de la casa.

Otra de las ventajas de comprar pajitas de bambú biodegradables es que se pueden utilizar tanto para bebidas calientes, como para frías, sin ningún temor a que su estructura se pueda llegar a estropear.

Son pajitas que están pensadas para poder darle muchos usos (no son de usar y tirar). La forma de limpiarlas debería ser a mano (olvídate de introducirlas en el lavaplatos). Aplica un poco de agua templada y un jabón de pH neutro. Lo más recomendable es hacerse con un limpiador de pajitas, ya que así te aseguras de eliminar cualquier resto interno.

 

- Pajitas de papel

Las pajitas de papel también son una buena alternativa al plástico. Son modelos de páginas que cuentan con certificados de calidad. Un sello muy característico que suelen llevar es el FSC (Sello internacional capaz de garantizar que las pajitas proceden de bosques que cumplen con una gestión forestal viable, pero que al mismo tiempo respeta el hábitat).

También se pueden usar con bebidas calientes o frías.

Sin embargo, hay quienes aseguran que usar pajitas de papel biodegradables no es una buena solución. Y es que el uso del papel está relacionado con la deforestación, con la contaminación del agua y del aire.

Eso sí, causan menos impacto que las pajitas de plástico.

 

- Pajitas comestibles

Aunque no se pueden volver a utilizar, es el tipo de página más divertida de todas. Entran dentro den la categoría de biodegradable porque si se dejasen sin consumir se terminarían degradando con el contacto en el medio, aunque es raro que esto ocurre.

Son comestibles, perfectas para eventos especiales, para restaurantes, o para tenerlas en casa de vez en cuando.

Hay todo un mercado dentro de las pajitas comestibles, incluso hasta podemos encontrar marcas que las diseñan en una larga serie de sabores.

 

Ventajas de usar pajitas biodegradables

En la red, especial a lo largo de las redes sociales, las pajitas biodegradables se han convertido en toda una tendencia. Instagram se llena de fotografías de usuarios que intentan convencer al resto de la comunidad en las que aparece como las utilizan en todo tipo de zumos, smoothies y batidos.

Queremos sumarnos también a la concienciación del uso de estas pajitas y, para ello, hemos detallado una lista de las ventajas más interesantes.

 

- Muy resistentes

Las pajitas biodegradables pueden ser tan resistentes o más que las de plástico. Aunque si bien es cierto que la resistencia dependerá del tipo de material que se utilice para darles forma, lo más normal es que se puedan adaptar tanto a bebidas frías, como a bebidas calientes. También se pueden adaptar a diferentes texturas.

 

- Se pueden reutilizar

Con la diferencia de las pajitas fabricadas en plástico, así como en otros tantos materiales, las pajitas biodegradables se pueden volver a utilizar. Siempre y cuando las cuidemos, pueden durar varios años en las mejores condiciones.

Ya hemos visto que el mantenimiento de estas pajitas es bastante sencillo de conseguir, pero tendremos que comprometernos a llevarlo a cabo.

 

- Son económicas

Si analizamos el precio, nos daremos cuenta de que las pajitas de plástico son más baratas que las pajitas biodegradables, pero debemos considerar la rentabilidad a medio y largo plazo.

Las pajitas de plástico las tiraremos una vez que las hayamos usado y, tal y como hemos comentado anteriormente, tan solo tienen un tiempo de uso asociado de unos 20 minutos.

Las pajitas biodegradables tienen un precio algo más elevado, y la cantidad de unidades que se vende por cada pack es inferior (a veces hasta se venden de manera individual). Pero es que, como se reutilizan, tampoco hace falta comprar tantas pajitas.

Si haces los cálculos, te darás cuenta de que con las biodegradables puedes ahorrarte mucho dinero.

 

- Se pueden transportar con facilidad

Las pajitas de plástico, por su estructura, no se podían llevar de un lado a otro. Si les ponemos algo pesado encima, si las chafamos sin querer, o si tenemos cualquier tipo de descuido, ya no nos servirán para nada.

Las pajitas biodegradables, como las de bambú, son duras, resistentes, pero, sobre todo, también son compactas. Los modelos más pequeños se pueden transportar sin complicación, incluso hasta se pueden llevar en el bolso sin que exista ningún riesgo de que se puedan estropear.

 

- No se doblan

Que se doble o no dependerá del material en el que se hayan diseñado. Por ejemplo, las pajitas biodegradables de bambú no se doblan: si se ejerce mucha fuerza, se pueden llegar a quebrar.

El bambú que se utiliza para darles formas es de muy alta calidad, lo que hace que mantengan su forma durante todo su tiempo de vida útil. Siempre las tendremos listas para usar, evitando que nos las encontremos en condiciones deplorables.

 

Legislación de los plásticos 2020

El 16 de enero de 2018 apareció algo muy positivo para el Planeta en el Boletín Oficial de las Cortes Generales (páginas 38-39). También encontrábamos parte de esta información en El Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados Comisiones (10 abril de 2018).

Al mismo tiempo, en España se lanzaba una PNL (Proposición no Ley) en la que instaba al Gobierno a prohibir usar, comercializar, importar o exportar platos, copas, tazas, vasos, cubiertos, pajitas y otros elementos relacionados que tan solo tuvieran un uso, que estuvieran fabricados con cualquier tipo de plástico. La misma proposición ponía como fecha el 1 de enero de 2020, y establecía que, por lo menos, la mitad de estos productos deberían desarrollarse con sustancias biodegradables. Este porcentaje se tendría que ver incrementado de cara al 60% en el año 2025.

Sin embargo, han salido algunas críticas en relación a este texto, y es que realmente no se prohíbe el plástico como tal, si no aquellos artículos que se hayan diseñado con un 100% de plástico.

Para intentar corregirlo, a la propuesta se han añadido algunas medidas muy interesantes:

Bandejas de poliestireno: El texto también habla de reducir de manera considerable la comercialización de alimentos en este tipo de bandejas. En lugar de ello, es más recomendable utilizar platos biodegradables entre otros accesorios de la misma índole.

Prohibición de ofrecer bolsas de plástico gratis: Son las conocidas como bolsas de plástico de solo un uso, y tienen un espesor de menos de 50 micras. Esta iniciativa, que ya se había retrasado bastante tiempo es, hoy por hoy, una realidad. Los comercios cobran por las bolsas que ofrecen.

Evitar las bolsas oxodegradables: Estas bolsas llegarían al mercado intentando ser una solución al problema, aunque consiguieron justamente lo contrario. El problema que tienen es que no se degradan, si no que, con el paso del tiempo, se irán fragmentando en micro fragmentos que hasta podrían resultar más complejos de eliminar.

Dar más información sobre el uso de toallitas húmedas: El uso de toallitas húmedas es un peligro si se terminan tirando al WC. Pueden producir un atasco en las tuberías. Por ello, se propuso mejorar la información relacionada para que el usuario las deseche en donde debe (en la papelera o directamente en la basura). También se prohíben aquellos mensajes que hagan que el consumidor crea que está comprando un producto sostenible o biodegradable.

Incentivar el ecodiseño: También aboga por que las empresas opten por el ecodiseño; es decir, que reduzcan al mínimo el uso de diferentes tipos de plástico para hacer más fácil el reciclaje cuando estamos hablando de elementos con una densidad considerable.

 

Las pajitas biodegradables son la solución de nuestro presente y futuro

Las pajitas biodegradables son la solución que tenemos para poder combatir contra los principales problemas de la contaminación de la naturaleza. Teniendo en cuenta que gran parte de los mismos viene del desecho de plástico, no solo las marcas tienen que cambiar de hábitos, si no que el consumidor también debe de concienciarse de seguir la misma línea.

Las pajitas biodegradables se adaptan a todo tipo de evento, sin que tengan nada que envidiar a las de plástico de siempre. Las podemos utilizar en cócteles, así como en eventos especiales. Las empresas de hostelería ya están apostando por ellas y, en secciones como la nuestra, pueden encontrarlas en una gran variedad. También pueden ser perfectas para una cena con nuestros amigos, para las comidas navideñas, etc.

En el momento en el que las pruebes se convertirán en tu producto favorito. Echa un vistazo a nuestra sección y verás cómo te decides por ellas.

 

¿Dónde podemos comprar pajitas biodegradables?

Teniendo en cuenta la alta demanda que hay sobre este tipo de producto, cada vez son más los establecimientos que comercializan pajitas biodegradables. En esta página web podrás encontrar un gran surtido a precios únicos.

Es importante apostar por páginas que realmente estén comprometidas por el medio ambiente. Deben garantizarte que trabajan con productos biodegradables, que tienen un mínimo impacto en el medio ambiente, que no generan tóxicos y que cuentan con todas las ventajas de estos tipos de artículos.

Solo así podrás aportar tu pequeño granito de arena para cuidar el Planeta Tierra.

Confían en nosotros